Termómetros de cocina cómo usar

En el mercado actual podemos encontrar diferentes tipos de termómetros dedicados a la cocina con el objetivo para mejorar nuestra seguridad, nuestra precisión y nuestras perspectivas a la hora de cocinar.

A continuación, vamos a explicar cómo se usan algunos de los termómetros más utilizados en la cocina. 

Termómetro para carne:

-Es uno de los termómetros más sencillos para la cocina.

-Este tipo de termómetro conlleva una aguja o pincho junto al termómetro. Una vez tomado el termómetro procederemos a pinchar la aguja en el interior de la carne y verificaremos la temperatura de la carne, la cual vendrá mostrada por la aguja del termómetro en el interior del aparato. Es conveniente pinchar en varias partes de la carne para asegurarse que va a la par en cuanto a la cocción. En la pantalla del termómetro, vendrá indicado, como sugerencia, a que temperatura se debería de cocer cada tipo de carne. 

-Normalmente nos vamos a encontrar termómetros tipo analógico, aunque hoy en día es muy frecuente encontrar termómetros tipo digital.

-El termómetro consta de un indicador, el cual enseñará en dicha pantalla los grados al que estará el horno a la hora de cocer un alimento, en este caso, carne. Después de medir la temperatura de un producto, al finalizar, limpiaremos la sonda, o bien con agua o sino con una servilleta húmeda, para que así esté limpia y se conserve durante tiempo el termómetro y evitar su deterioro.

-Este tipo de termómetro trabaja en un intervalo de cocción entre 30ºC y 100ºC. Es muy importante no utilizar este tipo de termómetro para productos que exceden los 100ºC de temperatura, para evitar tu deterioro.

-Este termómetro está indicado para carnes o cocciones a bajas temperaturas.

Termómetro digital para cocina:

-Es un termómetro digital muy preciso y tiene múltiples utilidades: pastelería, carnes, pescados, líquidos, vino, aceites, etc.

-Este termómetro es un aparato que necesita una batería o una pila como fuente de alimentación. Una vez que le introduzcamos las pilas al termómetro, procederemos a darle al botón “encendido/ON” para encender la pantalla y poder programarlo.

-Una vez hecho lo anterior hay que programar el termómetro, indicando el tipo de programa y preparación. Una vez realizado el paso nombrado anteriormente, hay que seleccionar el botón que escribe “MEAT” para seleccionar así el tipo de carne que vamos a elegir (buey, cordero, pollo, cerdo, vaca, etc). Luego hay que indicar y seleccionar el punto de cocción de nuestro producto, para esto presionaremos el botón “TASTE”. El termómetro también contará con un botón que estará ubicado en el centro del aparato, llamado “mode”, para modificar los datos del termómetro en caso de ser necesario.

-En primer lugar, hay que conectar la sonda con la base de recepción. Posteriormente accederemos a insertar la punta de la aguja de la sonda en el centro del producto que comprobaremos, teniendo cuidado de que no penetre por el lado contrario. 

-Es muy importante que la sonda del termómetro no entre en contacto directamente con el fuego, para evitar así, el deterioro del termómetro.

-Este termómetro conlleva un cable que está ligado a la sonda, lo cual favorecerá nuestra seguridad a la hora de comprobar un producto. Este cable, depende de cada termómetro, tendrá una medida u otra.

-Esperaremos a que el termómetro nos indique, mediante pitidos o sonido, cuando ha llegado la carne al punto de cocción deseado.

-Este tipo de termómetro tiene un rango entre 0 y 250ºC.

 

Termómetro para horno de cocina:

-Termómetros para horno de cocina, principalmente hay dos tipos; GEFU y OXO. Los dos tipos funcionan o se usan prácticamente igual, por lo cual presentan pocas diferencias uno acerca del otro.

-Este termómetro viene dado de una sola pieza, por lo que es muy fácil de usar y muy eficiente. Tiene la pantalla de cristal, por lo que hay que tener precaución.

-Termómetro tipo analógico, que conlleva un enganche para poder engancharlo. El enganche o elemento de sujeción se utilizará para colocar el termómetro dentro del horno, permitiendo siempre su posible visibilidad para la persona que esté utilizando el horno en ese momento.

Así podremos controlar la temperatura a la que queremos cocinar nuestro producto.

-Se utiliza para diferentes productos como pescado, carne, hostelería, etc. Este tipo de termómetro solamente alcanza hasta los 300ºC, siendo el mínimo 50ºC.

-No tocar el termómetro durante un rango de 5-10 minutos una vez terminada la acción de cocinar, para no provocar quemaduras ni daños.

-En cuanto a su material, cabe decir que está fabricado de un material muy resistente a la corrosión y al deterioro, se trata del acero inoxidable.

 

 

Termómetro láser para cocina:

-Termómetro que utiliza los infrarrojos para poder tomar la temperatura sin contacto físico.

-Una vez que tengamos este termómetro, tendremos que introducir la correspondiente batería o pila para que funcione el aparato. Posteriormente procederemos a darte al botón de encendido para hacerlo funcionar. La pantalla se iluminará.

-Una vez encendido el aparato y una vez preparados para tomar la temperatura a nuestro producto, tomaremos el termómetro con nuestra mano, lo colocaremos en dirección al producto que queramos tomar la temperatura (mantenerlo a una distancia lógica, es decir, ni muy cerca del producto, ni muy lejos) y apretaremos el gatillo que tiene el aparato.

-El termómetro tiene un tiempo de respuesta de menos de un segundo, por lo cual nos ahorra mucho tiempo.  Toma temperaturas tanto en líquidos como en sólidos.

-Hay que tener en cuenta que este termómetro tiene un rango de precisión de 2ºC. Este aparato trabaja en un rango de temperatura de entre -50ºC y +750ºC.

-El termómetro dispone de tres botones, con los cuales se podrá cambiar la temperatura de ºC a ºC y controlar la temperatura.

-Es muy importante no utilizar el aparato para otros fines como, por ejemplo, tomar la temperatura corporal.

-Este termómetro, aparte de usarse como fines de cocina, se puede utilizar en otros ámbitos diferentes para tomar las temperaturas como en tuberías, zonas calientes del motor de un coche, etc.

 

 

 

Deja un comentario